Naturaleza Viva

     En cuanto a actividades que se pueden realizar, nos encontramos a unos 300 metros del enclave del cortijo, la "Dehesa del Campo Oliva". Se trata de una finca comunal con una extensión de 10.300 hectáreas (única en sus características). Esta especial ubicación va a permitir al visitante desarrollar diferentes actividades (senderismo, 4x4, bicicleta de montaña, paseos a caballo, etc.). El río Ardila hace de frontera con Portugal, y su vecino pueblo de Barrancos es visible desde el cortijo.

          Existen varias rutas de senderismo, de mayor o menor longitud, que están convenientemente señalizadas. Son rutas de gran belleza donde podemos ver antiguos molinos de agua, un castillo, chozos de piedra con sus cuadras y hornos de pan. También podemos disfrutar de los 5 arroyos que recorren la finca y, el anteriormente comentado, río Ardila, todo esto rodeado de jarales, encinas y alcornoques.

     También se encuentra en la frontera el castillo de Noudar.

     A pocos kilómetros está el embalse de Alqueva, en Portugal, donde se pueden alquilar embarcaciones para recreo.